Evaluación neuropsicológica

La evaluación neuropsicológica tiene como objetivo principal precisar el estado cognitivo (mental) de una persona, ya sea afectada en sus funciones intelectuales por alguna enfermedad específica o aquellas que desean controlar su estado intelectual en diferentes etapas de la vida. La exploración neuropsicológica requiere la puesta en marcha de un proceso complejo multidimensional, el cual nos permitirá delinear fortalezas y dificultades de cada una de las funciones cognitivas y establecer cuáles representan un cambio respecto a un estado anterior y pueden atribuirse a una disfunción cerebral. También, le permite comprender tanto al paciente como a la familia, la repercusión de estos cambios en la vida social, familiar, escolar y laboral del individuo.

Los resultados obtenidos permiten establecer un perfil neuropsicológico, pudiendo confirmar un diagnóstico inicial, o realizar un seguimiento longitudinal de los déficits. Asimismo, esta información es esencial para la toma de decisiones y la planificación de un programa de rehabilitación o estimulación cognitiva. Todo esto hace necesario la administración de los test y entrevistas estructuradas solidas para la recolección y devolución de la información.

PROCESO DE EVALUACIÓN NEUROPSICOLÓGICA:

El proceso de evaluación neuropsicológica completa incluye un total de 5 sesiones, es decir que consta de 5 horas presenciales, pero existe un trabajo e análisis y estandarización interno, mucho mayor. Estas sesiones se dividen de la siguiente manera:

SESIÓN 1:
Se realiza con los padres del niño (a), joven o si es un adulto, solamente el adulto. En esta sesión se obtiene la historia clínica detallada en la cual se precisa el motivo de consulta o remisión para evaluación y las condiciones actuales del niño (a), joven o adulto. Se realiza una recapitulación de la historia del desarrollo, la historia académica y ocupacional del niño (a), joven o adulto con especificaciones sobre éxitos, fracasos y la historia médica personal y familiar. También se describen las características de personalidad y el estilo de conducta del niño (a), joven o adulto.

En esta sesión se orienta la Entrevista con base en los siguientes cuestionarios:

NIÑOS Y JÓVENES MENORES DE 17 AÑOS:

- La Escala para padres, la cual mide varios aspectos de la conducta y de la personalidad, incluyendo dimensiones adaptativas y clínicas.
- La Escala Autoinforme (para mayores de 5 años).
- Registros de conducta para padres, los cuales evalúan síntomas de inatención e hiperactividad, impulsividad y conducta oposicional - desafiante.
- Escala Familiar.

JÓVENES MAYORES DE 17 AÑOS Y ADULTOS HASTA LOS 90 AÑOS:
- Se aplica el AVD, actividades de la vida diaria y entrevistas estructuradas a las redes de apoyo o familiares.
- Registros de pensamientos que evalúan criterios de inatención, impulsividad y ausencia de control emocional.
- Pruebas de personalidad, inteligencia, emociones primarias, fundamento de pensamientos y estabilidad emocional.

Y en adultos en caso de ser necesario se pide historia medica y se le puede solicitar a las redes de apoyo diligenciar un Formato Básico de Recolección de Información.

Solo si es necesario y permitido, dependiendo de la demanda del paciente, la familia y remisión, se investiga a profundidad sobre información escolar de los menores o laboral a los adultos, para indagar sobre su desempeño académico, laboral, social, emocional y comportamental.

SESIÓN 2 Y 3:
Se realizan con el niño (a), joven o adulto. Durante estas sesiones se establece una relación positiva con el niño (a), joven o adulto, se lleva a cabo una entrevista con el paciente y se realiza la aplicación y calificación de las pruebas neuropsicológicas.

Las pruebas utilizadas dependen del motivo de consulta, la edad, el nivel educativo y el objetivo de la evaluación. Usualmente se incluyen pruebas que determinan el funcionamiento del niño (a), joven o adulto en las siguientes áreas:
- Capacidad cognoscitiva general.
- Inteligencia (tipos de CI).
- Personalidad (rasos de personalidad o cuadro clínico).
- Estado de Emociones Primarias y Secundarias.
- Atención y concentración.
- Motivación.
- Memoria.
- Lenguaje.
- Habilidades motoras.
- Habilidades perceptuales.
- Habilidades visoespaciales y visomotoras.
- Conducta social y emocional.
- Funciones ejecutivas.
- Proceso de lectura, escritura.
- Razonamiento de lógica matemática.
- Procesos cognitivos superiores como la solución de conflictos y análisis de situaciones.
-  Metacognición.

SESIÓN 4:
Se realiza una Entrevista Estructurada Mixta con las redes de apoyo y niño (a), joven o adulto, para retomar datos faltantes y lograr comprensión del funcionamiento del infante.

Proceso Previo a la Entrega (antes de la última cita):
Previamente a esta sesión el Profesional en Psicología Clínica y Neuropsicología hace un análisis de los resultados obteniendo el perfil de ejecución del niño (a), joven o adulto en las diversas pruebas y en qué nivel se encuentra en sus diversas funciones cognoscitivas. Se entrega un informe muy completo (un total de 25 a 30 páginas con un resumen claro de menos de 10 páginas) con todas estas condiciones y con recomendaciones generales, específicas, institucionales u ocupacionales para adultos, para fortalecer el desarrollo del niño (a), joven o adulto. Luego el Profesional analiza cuál puede ser la o las funciones neuropsicológicas deficitarias y qué problema subyace como explicación de los bajos puntajes. También analiza el perfil de las funciones cognoscitivas básicas o superiores.

SESIÓN 5:
Es la entrega de resultados y remisión a rehabilitación neuropsicológica o terapia psicológica específica y se realiza con los padres si es el caso de un niño o joven o con las redes de apoyo y paciente, si es el caso de un adulto. Como no se busca patologizar a los infantes no se les informa el diagnostico, sino que se les explica concretamente el plan de mejoramiento, sin rotular, a diferencia del adulto, que si se le hace consciente de sus dificultades y se dan un plan de acción, pero es porque este ya debe ser mas responsable de sus acciones. En general en esta sesión el Profesional hace la devolución de los resultados, explicando de manera sencilla los hallazgos neuropsicológicos, tanto los déficits como las fortalezas, y exponiendo las técnicas de manejo y su participación en el proceso. Se les entrega el informe neuropsicológico que incluye la descripción del motivo de consulta, las pruebas aplicadas son sus respectivos resultados, la descripción de la conducta social y emocional, los resultados de la evaluación, el resumen y las conclusiones de la evaluación y las recomendaciones que sean pertinentes.

joven

Boy Doing His Homework

evaluacionadulto